Como hemos visto en el apartado anterior, las causas de estreñimiento pueden ser muchas y muy variadas por lo que se requiere la supervisión de un profesional sanitario para determinar el tratamiento más adecuado adaptado a cada persona y de esta manera evitar un empeoramiento de la enfermedad.

Las principales causas del estreñimiento son:

02-2-1_laxaristo_fibra.jpg

1. Factores dietéticos:

  • Dieta pobre en fibra.
  • Bajo consumo de líquidos.


02-2-2_laxaristo_ejercicio.jpg

2. Estilo de vida:

  • Estrés.
  • Falta de actividad física.
  • Algunas dietas de control de peso.
  • Situaciones de reposo prolongado.
  • Demora para ir al baño cuando se presenta el impulso de defecar.


02-2-3_laxaristo_viajes.jpg

3. Algunas enfermedades como la diabetes o el hipotiroidismo.

4. Viajes.

5. Embarazo.

6. Edad.


02-2-4_laxaristo_medicamentos.jpg

7. Algunos medicamentos como los utilizados para el tratamiento del dolor, la depresión, o algunas enfermedades del corazón.

8. Presencia de ciertas afecciones relacionadas con el intestino:

  • Engrosamiento de la pared intestinal.
  • Inflamación.
  • Presencia tumoral.
  • Síndrome del Intestino Irritable.


02-2-5_laxaristo_causas-fisiologicas.jpg

8. Causas fisiológicas:

  • Hipomotilidad intestinal: los músculos del intestino no tienen fuerza suficiente como para realizar las contracciones necesarias para expulsar las heces.
  • Hipermotilidad intestinal: aparecen espasmos o contracciones involuntarias en una parte del intestino que retienen las heces, impidiendo una correcta evacuación.
  • Problemas rectales: los músculos del recto no producen el reflejo suficiente para una defecación normal o bien hay lesiones locales que provocan dolor.
  • Debilidad de los músculos de la pared abdominal: no hay presión suficiente para evacuar.
  • Obstrucción mecánica del colon o del recto: cuando hay lesiones intrínsecas o extrínsecas del intestino grueso o del ano.